¿To be (kaizen) or not to be (alive)?

Kaizen
Recuerdo una ocasión, hace unos años, que uno de nuestros clientes me dijo la siguiente frase: “Vosotros sois más kaizen que lean. La frase no dejó de sorprenderme, pero la entendí perfectamente, porque ese directivo de empresa había bebido de los conceptos de los creadores del concepto lean. Si hubiera estado con los creadores de kaizen, le hubiera pasado lo mismo, pero a la inversa.

¿Más Kaizen que Lean?

Como ya he manifestado en otros posts, ambos conceptos son absolutamente complementarios y el tema de la nomenclatura es simplemente un convenio que nos hemos dado para entender de qué hablamos (a pesar de los esfuerzos que alguna personas hacen por confundir), pero me atrevo a decir que, en poco tiempo, los conceptos evolucionarán en su nombre o incluso serán substituidos por otros que alguien “invente” en ese momento.

El concepto Kaizen

Kaizen es un concepto genérico (igual que el de lean), que se ha convertido en “patrimonio de la humanidad empresarial”, a pesar del intento de algunas personas de “apropiarse” del término. El ejercicio es vano, porque sería como intentar patentar la rueda… Kaizen es una manera de vivir, basada en el sentido común, por lo que es muy aconsejable que la adaptemos para poder sobrevivir. De ahí el título de esta entrada.

Una empresa puede aplicar infinidad de herramientas, de tecnología, de ideas de gestión, de cualquiera de los temas que todos conocemos, pero eso no les asegura ni su excelencia ni su supervivencia. Lo que sí que va a ayudar a la misma, es el espíritu de la mejora (ya sea progresiva o radical), en definitiva, el poder inocular la esencia del saber hacer las cosa cada vez mejor, en todas las personas que conforman la empresa. No olvidemos, por muchas veces que lo digamos, que estamos en plena competición, y ésta empieza por la que mantenemos con nosotros mismos.

En estos tiempos complejos en los que vivimos, ser conscientes de que necesitamos mejorar nuestra posición competitiva, es un seguro de vida, o bien, una vía para resistir a los golpes que vamos recibiendo. Tener la iniciativa de empezar (y mantener en el tiempo) dinámicas kaizen en sus empresas, les va a ayudar a estar vivos y más saludables de lo que nunca hubieran imaginado.

Be kaizen! Be alive!

¿To be (kaizen) or not to be (alive)?
¿Te ha gustado el post?
Por |2017-10-31T07:09:32+00:00 2, mayo 2011|

Deje su comentario

Share This