¿Priorizamos?

diagrama de pareto

Como hay que ir dejando atrás los malos tiempos, voy a empezar esta nueva temporada con un chiste:

Se encuentran dos amigos, y uno le dice al otro: “¿Qué tal cómo estás?”, a lo que éste le responde: “Pues mal, acaba de morir mi padre”. El primero se queda pensativo y le suelta: “¡Cómo es la vida, todo son problemas! Yo también tengo un aprieto: ya ves, a ti se te muere tu padre y yo acabo de perder las llaves del coche…”.

Priorizar actividades

Real como la vida misma. Ambos personajes tienen un problema, pero ¿son de la misma magnitud? ¿se pueden comparar? ¿cuál es el sentimiento real de ambos amigos frente al problema? ¿por qué es más fascinante la estupidez que la inteligencia?

La priorización de todas nuestras actividades debiera ser primordial para desarrollar de manera más eficaz nuestras empresas. Desde que el sociólogo, economista y filósofo, Wilfredo Pareto, se “sacó de la manga” su curva, también denominada la del 80/20 o la del ABC, priorizar para tomar decisiones se nos hizo como más sencillo. ¿Por qué no la utilizamos pues de forma continua?

El “salto-de-mata”, el “aquí-te-pillo-aquí-te mato”, son “sistemas” ancestrales que debieran estar eliminados por completo de nuestras mentes, para escalar puestos en el ranking de las empresas. Tener criterio no es otra cosa que saber discernir entre lo importante y lo que no lo es, significa dejar de ser “bomberos” para pasar a ser técnicos o directivos responsables, que basan sus decisiones en datos reales y que los contraponen para ver cual es la mejor decisión a tomar.

Una de estas decisiones importantes a tomar es la de entrar en el camino de la mejora continua, por dos sencillas razones:

  1. el impacto económico, es decir, el beneficio a obtener en las actividades a realizar es elevado.
  2. la sencillez de acción, en cuanto a su propia gestión y su inversión es asequible para cualquier “bolsillo” empresarial.

Haga este ejercicio: piense en las actividades que quiera realizar en su empresa, pondere lo que haya que hacer, calcule los beneficios a obtener, compare como Pareto, y decida… No hay color.

¿Priorizamos?
¿Te ha gustado el post?
Por |2017-10-31T11:08:55+00:00 6, septiembre 2010|

2 Comments

  1. Anónimo 8 septiembre, 2010 en 7:11 pm - Responder

    Muchas veces es así: lo urgente no nos permite dedicarnos a lo importante!

    (JM SOLER – jsolerca@gmail.com)

  2. Anónimo 8 septiembre, 2010 en 7:12 pm - Responder

    Muchas veces es así: lo urgente no nos deja dedicarnos a lo importante!

    (JMSOLER – jsolerca@gmail.com)

Deje su comentario