¿Necesitamos un consultor?

consultor multiusos

¡La respuesta es sí!

Cada vez es más habitual (nos vamos acostumbrando) la visión de un consultor trabajando en nuestras empresas. En los países de nuestro entorno, la utilización de asesores externos es una de las prácticas habituales. Nosotros no vamos a ser menos.

Ciertamente, las reticencias han sido (y en algún caso, son) muy elevadas. Y quizás estén plenamente justificadas en alguna oportunidad, dada la acción poco acertada y poco comprometida de algunos profesionales de la consultoría que van ingresando en este oficio, sin el bagaje suficiente.

Pero pensemos, ¿por qué en muchos casos se precisa de colaboración externa?:

1. Por su conocimiento de diferentes y variados sectores, lo que neutraliza, en parte, la posibilidad de la aparición de perniciosos paradigmas. Y también por el conocimiento de determinadas herramientas, técnicas y metodologías, para llevar a cabo la actividad de que se trate.

2. Por la ausencia de ‘contaminación’, respecto a la atmósfera empresarial y cultural que se respire en la empresa.

3. Por su visión ‘naïf’, en algunos casos, de la empresa en la que se va a desarrollar el trabajo.

4. Pero sobre todo, por su capacidad de ejercer como agente o motor de cambio, en el impulso de la implementación de aquello que sea necesario para la compañía.

Vistos los atributos que rodean a una acción consultora, añadimos algunos consejos donde basarse, para aquellas empresas que vayan a trabajar con una empresa consultora:1. Convencimiento de su necesidad: ¿qué nos va a solventar?, ¿qué vamos a aprender?2. Confianza en el consultor: ¿qué sensaciones me transmite? ¿qué equipo hay detrás?3. Contraste de su idoneidad: ¿qué referencias podemos obtener, tanto de clientes como de proyectos realizados?4. Compromiso con el proyecto y en sus resultados: ¿en qué grado se va a involucrar en el trabajo a realizar?Toda acción consultora que se precie, deberá reflejarse en algunos de los resultados empresariales, ya sean de tipo operativo, financiero o social. Hablaremos de ello en próximas entradas.

¿Necesitamos un consultor?
¿Te ha gustado el post?
Por |2017-09-26T18:23:29+00:00 3, noviembre 2008|

Deje su comentario

Share This