¿Externalización y Mejora?

Razones para externalizar

Motivado por varias experiencias en los últimos tiempos he pensado en volver a hablar sobre la externalización de actividades y el impacto que puede tener en la gestión y  mejora de las mismas. El objetivo no es demonizar la externalización, muchas veces necesaria o imprescindible, sino tener ciertos aspectos en consideración además de los beneficios que puedan parecer evidentes como la variabilización de costes, flexibilidad o capacidad extra.

Razones para la externalización:

  • Necesidad de capacidad extra y/o variabilidad de la carga de trabajo que dificulta mantener unos costes fijos de mano de obra.
  • Necesidad de inversión en equipos o ampliación de instalaciones.
  • Conocimientos o tecnología específicos fuera del alcance a corto plazo de la empresa cliente.
  • En general, falta de competitividad en esa actividad en calidad, coste o servicio.

Una vez vistas algunas de estas razones, en el otro extremo de la balanza  podemos encontrar impactos sobre la gestión  de las actividades externalizadas y el enfoque de Mejora Continua, el Lean Management.

Externalización enfocada a Mejora Continua

  • El proceso queda más alejado de la percepción y control de la empresa cliente.
    • Se pierde perspectiva real de qué está sucediendo diariamente en el Gemba.
    • Los indicadores, KPIs, se convierten en la principal referencia junto con visitas y auditorías.
    • Perdemos de vista los problemas.
  • Una peor comunicación bidireccional, en calidad y velocidad de transmisión,  y mayor dificultad en la interiorización de las políticas y decisiones diarias de la empresa. Así como con los estándares y acciones de mejora.
  • Mayor dificultad al plantear mejoras y aunque se puedan hacer visitas y auditorías, el seguimiento de las acciones planteadas y la estandarización de las mismas se tiene que realizar desde la distancia.
    • Ya cuesta conseguir mejorar aquellos procesos que se tienen bajo control propio, más aún los que están fuera del mismo y dependen de la voluntad de terceros.
  • La mejora del precio del servicio ofrecido suele ir asociado a que el coste de la mano de obra se reduzca, ya sea por reducción de la cantidad de personas que lo realizan o al salario de los mismos.
    • Si esta reducción no pasa por una mejora de las propias actividades, que mejore la productividad, representará seguramente una pérdida de calidad del servicio ofrecido a corto o medio plazo.
  • El proveedor del servicio externalizado, aunque sea de manera inconsciente, no está interesado en la mejora de los procesos que repercuta como consecuencia en una rebaja del coste unitario y total que imputa a la empresa cliente.
    • Si se mejora puede ser que el negocio total  se reduzca.

Valoremos correctamente los pros y contras de este tipo de decisiones y, en caso de realizar la externalización, pensemos en los sistemas que nos han de ayudar a que esas actividades sean gestionadas y mejoradas de la manera más parecida posible a que si fueran propias.

¿Externalización y Mejora?
¿Te ha gustado el post?
Por |2017-11-09T11:20:09+00:00 20, febrero 2013|

Deje su comentario

Share This