verdades duras

¿Verdades demasiado duras?

verdades duras
El trabajo del consultor, o del responsable de Mejora de la empresa u organización, o de cualquiera que sea capaz de ver oportunidades de mejora (llamadas por algunos «problemas») y de transmitirlas a nivel de Dirección de la empresa no siempre es agradable.

Por un lado la mayoría de las empresas y su Dirección quieren mejorar, de manera casi desesperada en estos tiempos difíciles, pero por otro lado no se sienten muy a gusto cuando alguien les dice que hay cosas que se están haciendo que son mejorables. Aún más cuando la mayoría de los procesos y maneras de trabajar existentes, están definidos por esta misma Dirección. En muchos casos se ve como un «ataque» a la manera en que se hacen las cosas actualmente, a las decisiones tomadas y a los criterios existentes. En resumen, una crítica a la gestión.

La sensación es que todo el mundo, nosotros los primeros, nos engañamos en mayor o menor medida frente a las Oportunidades de Mejora motivado por diferentes razones, todas ellas justificables.

Auto engaño en las oportunidades de mejora

  • «Hay mucho trabajo».
    • No hay tiempo ni recursos para realizar los cambios necesarios.
  • «No sabemos qué hacer».
    • No se dispone del conocimiento técnico necesario para la Mejora.
  • «Esto está fuera de mi capacidad de gestión».
    • No disponer de la autoridad necesaria para asegurar la realización de las actividades de Mejora en otras áreas y/o a nivel transversal.
  • «Esta forma de trabajar es la que nos ha hecho estar donde estamos».
    • Se defiende lo existente como mejor que cualquier otra posibilidad sobretodo porque la definimos nosotros.
  • «Es la cultura de la empresa»
    • Es muy complicado, la gente es la gente.
    • El cambio cultural necesario sería de magnitud y no nos atrevemos a iniciarlo temerosos de las posibles consecuencias que pudiera tener.

El resultado final es que cerramos los ojos ante estas oportunidades de Mejora y quizás nos enfadamos cuando alguien las pone delante nuestro. La tarea de esta figura externa o interna es un equilibrio entre plantear crudamente lo detectado y vestirlo de otras formas para que el resultado final sea el mismo (involucrar al personal, detectar oportunidades de mejora, poner en marcha las acciones y realizar un seguimiento que facilite su mantenibilidadser) y se sace provecho de las oportunidades de Mejora detectadas.

Gracias por compartir el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Suscripción

* campo obligatorios




Selecciona las casillas de tu interés para indicarnos la información que quieres recibir.



Artículos relacionados
¿Quieres que te llamemos?
A la hora que nos indiques
Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí. Acepto