tiempo para desconectar

La campaña promocional de KitKat propone una cosa sorprendente, ofrece zonas libres de wifi en las que poder comunicarse como se ha hecho toda la vida y huir, durante unos instantes, de la vorágine de información y comunicación a las que nos vemos abocados cada vez más, gracias a las facilidades de conexión telefónica que existen. Buscar una vía para desconectar, literalmente, y poder dedicar ese tiempo  a otras cosas que normalmente no se hacen.

En varias reuniones con responsables de Dirección de todo tipo de empresas nos encontramos con que el principal escollo para el inicio, el desarrollo o la consolidación de sus procesos de Transformación Lean es el tiempo que se prevé será necesario y la falta de tiempo disponible para poder hacerlo.

La gestión del día a día requiere habitualmente de todos los recursos disponibles y cuando se plantea la necesidad de disponer de horas de personal para la realización de actividades de mejora los empresarios ven cómo se les cae el mundo encima.

Esta situación es un pez que se muerde la cola:

  • Existen problemas que complican el día a día
  • Estos problemas provocan que los recursos disponibles estén saturados intentando solventar o minimizar el impacto de los mismos
  • Como no hay tiempo disponible para arreglar, al menos de manera definitiva, estos problemas se repiten en el tiempo requiriendo aún más recursos y provocando sensación de frustración y, por supuesto, estrés

Pero por otro lado, la Mejora requiere de dedicación de tiempo, si se quiere cambiar, si se quiere mejorar, la situación existente en la empresa. Invertir horas de trabajo ya que los procesos y áreas no van a mejorar por iniciativa propia.

Estos recursos dedicados necesarios provocarán, sin duda, una bajada del rendimiento de los procesos o un extra coste para suplir esa falta (mano de obra añadida,
sobrestock para compensar la bajada de producción, etc.) ya que no se puede dejar de ofrecer el servicio habitual a los clientes. Se convierte en un coste de oportunidad que hay que valorar como una inversión ya que los beneficios han de ser mucho mayores que los costes que acarrea.

Las empresas han de ser capaces de buscar la manera de conseguir este tiempo y para ello es imprescindible que:

  • Dirección esté convencida de que es el camino a seguir.
  • Se fije una planificación realista con los recursos disponibles pero ambiciosa de cara a la consecución de resultados (RoadMap)
  • Se respete esta planificación. Nunca es un buen momento y todo el mundo está muy ocupado. En muchos casos, sobre todo en las etapas iniciales, la presencia de personal ajeno a la empresa es un buen método de asegurar que el personal se organizará para estar disponible.

Es imprescindible conseguir ese momento KitKat,  sin las interferencias del día a día, y se podrán dedicar a  esfuerzos a mejorar la situación existente. Sin ese tiempo difícilmente se podrá mejorar de una manera significativa.

¿Te ha gustado el post?