Lean Management

¿Sprint o carrera de fondo?

Lean Management

Lean Management

Una de las premisas que hay que tener presentes cuando se decide empezar con la Mejora Continua o Lean Management es que si se toma la decisión es para no parar nunca.

Alguna vez nos han preguntado en cuanto tiempo o cuanto dura la aplicación de alguna herramienta o mejoras en la empresa. Ante esta cuestión solo podemos referenciarnos a la segunda palabra de Mejora Continua, es decir duradera en el tiempo.

Esto no es una pastilla que se toma y ya está todo arreglado. Es más bien una carrera de fondo, en la que tienes algunas metas parciales pero que una vez conseguida una, hay que plantearse cuáles y cómo llegar a las siguientes.

La carrera de fondo de la Mejora continua

En esta carrera hay que consolidar las posiciones ganadas, los resultados en forma de mejoras, nuevas maneras de trabajar, nueva gestión de los procesos donde lo difícil es mantener y no volver hacia las viejas rutinas o formas de hacer, no correr en sentido contrario.

Respecto a la velocidad a la que se puede ir depende mucho del tamaño y recursos de cada empresa u organización pero, sobretodo, depende de la voluntad de la dirección. Hemos visto pequeñas empresas que han podido estar varios años a partir de un VSM (Value Stream Mapping) trabajando sin parar mientras que algunas multinacionales no son capaces de crear ni un grupo de trabajo.

Hemos dicho que la Mejora Continua es una carrera de fondo pero también necesita hacer algunos sprint, para compensar las bajadas de ritmo o cuando queremos hacer un avance significativo. Lo que vendría a decir que necesitamos hacer algunas actividades intensivas, hacer e implantar cambios (sprint) para después consolidar y estandarizar (PDCA-SDCA del sr. Demming) (carrera de fondo) Es recomendable tanto cuando el tema se relaja, se ha perdido la intensidad, como cuando hay que aplicar nuevas herramientas o mejoras, o en áreas diferentes.

Por eso, ante la pregunta: ¿cuándo paro de mejorar? La respuesta es sencilla de entender, NUNCA. Y si algún día decimos que ya no hay nada que mejorar, entonces tendremos un serio problema.

Nunca hay que dejar de pedalear, quizás en algunas épocas se pueda ir más rápido que en otras pero no hay que dejar de pedalear.

Gracias por compartir el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Suscripción

* campo obligatorios




Selecciona las casillas de tu interés para indicarnos la información que quieres recibir.



Artículos relacionados

Resultados y Acciones

Los resultados que conseguimos dependen de lo que hacemos. Lo que hacemos depende de cómo vemos el mundo que nos

¿Quieres que te llamemos?
A la hora que nos indiques
Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí. Acepto