Pit Stop

¿Siempre es útil automatizar?

Pit Stop

Con motivo del Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, primera victoria de Alonso y Renault de la temporada, aparece una noticia asociada a la escudería Ferrari que hace referencia a la dicotomía proceso manual frente a proceso automático. «La escudería italiana Ferrari sustituirá a partir del próximo Gran Premio de Japón su actual sistema de semáforos electrónicos en los repostajes de sus pilotos por la tradicional «piruleta» que utilizan el resto de equipos, después del incidente protagonizado por Felipe Massa en su salida de «boxes» en la pasada cita de Singapur.
El piloto brasileño salió de realizar su primera parada con la manguera de gasolina todavía encajada en el depósito de su monoplaza debido a que la señal luminosa que lleva utilizando el equipo italiano durante toda la temporada le indicó erróneamente que los mecánicos ya habían terminado sus labores de repostaje» (www.periodistadigital.com/deportes).

Sin entrar a valorar la adecuación de un sistema u otro y las circunstancias que rodearon al incidente, el paralelismo más obvio que encontramos en las empresas es la tendencia, a veces desenfrenada, por la automatización de procesos. «El hierro nos llama…

Desde la filosofía de la Mejora Continua el principio que debería regir sería «Simplificar antes de automatizar», aprender a realizar el proceso manualmente, simplificarlo y estandarizarlo. Posteriormente, si se justifica, plantearnos la automatización del proceso, invertir, para mejorar la productividad del proceso.

Si no realizamos estos pasos, el problema habitual que nos encontramos es que se automatizan procesos ineficientes con lo cuál «automatizamos los muda» haciendo que el proceso se rigidice y sea prácticamente imposible de modificar o mejorar.Así, nos encontramos con los denominados «monumentos», máquinas/equipos sobredimensionados, capaces de realizar grandes producciones, o grandes cantidades de trabajo, pero con poca flexibilidad ante los cambios, mejoras o pequeñas producciones que nos pida el mercado. Esto nos lleva a encontrarnos con máquinas tan poco funcionales que acaban «aparcadas» en algún rincón, mejor no pensemos en la millonada que han costado, y volviendo al proceso original, más manual pero mucho más versátil y fácil de adaptar a las necesidades de mercado.

Gracias por compartir el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Suscripción

* campo obligatorios




Selecciona las casillas de tu interés para indicarnos la información que quieres recibir.



Artículos relacionados

Resultados y Acciones

Los resultados que conseguimos dependen de lo que hacemos. Lo que hacemos depende de cómo vemos el mundo que nos

¿Quieres que te llamemos?
A la hora que nos indiques
Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí. Acepto