supermercado

¿Pedidos con demasiada anticipación?

supermercado

Hace unas semanas me tocó hacer cola en un supermercado en la Costa Brava.

El detalle curioso no fue la cola que nos hacia esperar, si vas a supermercado low cost también puede significar low service, sino que delante mío tenía una joven con su madre que actuaron muy similar a nuestros clientes.

Como la cola tenía una cierta magnitud, y no habilitaban más cajas, tocaba esperar pacientemente a que tuvieras el placer de colocar los productos que habías recogido de los lineales en la cinta transportadora que facilitaría a la cajera el proceso de valoración de los productos adquiridos. Dentro de nada ya realizaremos el proceso de recuento y pago.

Como había tiempo sobrante hasta que fuera su turno, ambas mujeres realizaron un total de 6 viajes, a toda velocidad, cada una para ir a buscar más productos, es decir, modificaron su pedido, creo que en general lo aumentaron aunque es probable que alguno de los artículos que cogieran inicialmente fuera descartado o sustituido por otro.

Gestión de pedidos

En las empresas nos interesa que el cliente nos pase los pedidos con la mayor anticipación posible para poder gestionarlos (producirlos y preparar su expedición).

Pero esta situación puede generar otra serie de problemáticas:

  • Al igual que las mujeres del super el cliente que ha pasado pedido con antelación es más probable que, a medida que se acerca la fecha de entrega, lo modifique ya sea añadiendo o quitando productos, variando cantidades e, incluso, modificando la fecha de entrega.
  • Esto último relativiza la ventaja de tener la información con anterioridad ya que, por ejemplo a nivel de almacén, la desconfianza nos lleva a no adelantar demasiado los pedidos a nivel de preparación ya que prevemos que sufrirán cambios “de última hora”. Convierte los pedidos prácticamente en previsiones.
  • El pedido que se pasó con tiempo y previsión se decidió preparar al final para no reservar el material todo ese tiempo y, mientras, llegaron pedidos “urgentes” de clientes “no importantes” pero sí “muy protestones” que dejaron el stock a cero y ahora tenemos que decirles a los clientes que pasaron el pedido con tiempo más que suficiente que no disponen de stock.

Al final no sabes si prefieres los pedidos con anterioridad o tan al “corre-corre” como el resto.

Gracias por compartir el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Suscripción

* campo obligatorios




Selecciona las casillas de tu interés para indicarnos la información que quieres recibir.



Artículos relacionados

Resultados y Acciones

Los resultados que conseguimos dependen de lo que hacemos. Lo que hacemos depende de cómo vemos el mundo que nos

¿Quieres que te llamemos?
A la hora que nos indiques
Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí. Acepto