Transformación Lean

¿Operarios lean?

Transformación Lean
Después de hablar de los directivos lean y de los mandos lean, en posts anteriores, acabamos con la serie dedicada a los diferentes responsables de la empresa, que hacen que un proyecto de mejora continua se implante y se mantenga en el tiempo. En esta ocasión le toca el turno a los operarios. Lo vamos a personalizar en los operarios de producción, pero el contenido de este post es asimilable a cualquier otro empleado de la empresa, sea del departamento que sea, que esté en el nivel básico de su organización y que no tenga línea de mando sobre otros colegas.

Los empleados Lean

Al estar en «primera línea» (que en los organigramas siempre representamos en la última), los operarios tienen una responsabilidad inversamente proporcional al grado de autoridad que ostentan, lo cual no les exime de su propia obligación de cumplir con el compromiso que tienen encomendado. Por tanto, no debemos confundir autoridad con responsabilidad, pero si tener en cuenta, como lo hacen en Toyota, que un operario puede no tener autoridad, pero siempre tiene responsabilidad.

Otra de las características de los operarios es que son aquellos profesionales que están «sobre el terreno» (el gemba), allí donde se aporta el valor a nuestro producto o servicio, por lo que conocen muy bien todo aquello que acontece en su área de trabajo. Por tal motivo, debemos tener informados y formados a nuestros operarios, con el propósito de que sean capaces de identificar todo aquello que sea susceptible de ser considerado una oportunidad de mejora.

A esos operarios a los que les hemos exigido responsabilidad y vigilancia de su «territorio», tal como corresponde, debemos ayudarlos para realizarles una nueva exigencia, que no es otra que, en aquello que se avance como resultado de la mejora continua propiciada por la empresa, se les debe pedir que lo mantengan en el tiempo, en base a cumplir con lo estipulado.

Compromiso Lean

Para resumir: compromiso, observación y cumplimiento, serían las tres variables que deberíamos pedirles a nuestros operarios, todo ello engarzado con dosis de polivalencia, que los operarios han de asumir y la empresa debe fomentar.

Para conseguir este cocktail perfecto, no hay mejor vía que la de la ‘apropiación’ del proceso; que se hagan los ‘dueños’ del mismo, por medio de la participación intensiva en todos los procesos de mejora que se den en su trabajo. Si así lo hacemos, el equipo de directivos, mandos y operarios lean estará conjuntado y dispuesto para la máxima competición que se les pueda presentar.

Gracias por compartir el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Suscripción

* campo obligatorios




Selecciona las casillas de tu interés para indicarnos la información que quieres recibir.



Artículos relacionados

Resultados y Acciones

Los resultados que conseguimos dependen de lo que hacemos. Lo que hacemos depende de cómo vemos el mundo que nos

¿Quieres que te llamemos?
A la hora que nos indiques
Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí. Acepto