Saber comunicar

¿One-point-lesson + gestión visual?

Saber comunicar

Comunicarnos es una de las acciones trascendentales de nuestra vida diaria, ya sea en el ámbito personal o en el profesional. En muchas ocasiones, el hecho de comunicarse se convierte en algo rutinario, en donde no ponemos la suficiente atención, para conseguir que esa comunicación sea lo efectiva que precisamos.

Comunicar bien es clave

Voy a partir de un ejemplo conocido por todos. Me voy a referir al límite de velocidad que tenemos cuando conducimos nuestros vehículos por las calles, carreteras o autopistas.

Si queremos estar informados de lo que ordena el Código o Reglamento General de Circulación, con el objetivo de conocer pormenorizadamente qué es lo que en él se dice, no tendremos más remedio que empaparnos de páginas y páginas de la información contenida en el mismo. Ello le puede ir bien a un letrado, a un policía o a un juez, en caso que tenga que actuar por algún problema que haya podido surgir.

Pero al usuario, al conductor del vehículo, cuando está inmerso en el manejo del mismo, en medio de la carretera, no le podemos pedir que atienda las recomendaciones del Reglamento citado, leyéndose todos y cada uno de los epígrafes del mismo. Para ese contacto entre autoridad y usuario se han inventado otros canales, bien conocidos por todos, que son las señales (verticales u horizontales) que informan de manera visual e inmediata de lo que debemos hacer. Y, en algún caso, es corroborado (gracias a la tecnología) con paneles informativos de texto muy concreto, que refuerzan el mensaje a recibir.

Con la imagen que acompaña este post, he querido ilustrar el ejemplo. En primer término, un retazo del Código de Circulación (en términos empresariales, un procedimiento, una instrucción); en segundo lugar, un mensaje escueto y directo, de muy pocas palabras (lo que denominamos en las empresas ‘one-point-lesson’); para acabar, con una señal de tráfico (la tan necesaria gestión visual).

Trasladar la información

Si nos vamos al mundo de la empresa, debemos realizar un gran esfuerzo por «traducir» (trasladar) la información contenida en todos los manuales habidos y por haber, al lenguaje de lo visual y si no llegamos a la suficiente precisión con ello, apoyarnos en «instrucciones de un punto», que den soporte a lo anterior.

No es de recibo ir colocando por el gemba (allí donde ocurren las cosas) «información de mesa», recargada, con cientos de inputs, en tamaño arial 12, que os tengo que ser sincero, por lo que me dicen por el gemba, no se lo mira casi nadie…

Hay muchos gemba que nos hablan muy poco. Hagamos visual todo lo que queremos comunicar y seguro que las cosas nos irán mejor. Al menos, las personas sabrán y entenderán qué es lo que necesitamos.

Gracias por compartir el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on pinterest
Share on email

Suscripción

* campo obligatorios




Selecciona las casillas de tu interés para indicarnos la información que quieres recibir.



Artículos relacionados

Resultados y Acciones

Los resultados que conseguimos dependen de lo que hacemos. Lo que hacemos depende de cómo vemos el mundo que nos

¿Quieres que te llamemos?
A la hora que nos indiques
Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí. Acepto