esfuerzos
Antes de la actual situación económico-financiera ya me maravillaba la capacidad de las empresas por sobrevivir en un entorno cambiante y con un mercado lleno de dificultades donde la competencia está siempre presente para aprovechar cualquier resquicio que le facilitemos.

En las diferentes actividades que realizamos en empresas hay un punto que es importante resaltar a las personas que participan, a la dirección y, en general, a todos los empleados,y es que las personas externas a la empresa tenemos que quitarnos el sombrero ante ellos por haber conseguido que la empresa llegara hasta este punto.

Esfuerzo en equipo

Gracias al esfuerzo de mucha gente durante años pasados y en el presente, a su trabajo de cada día, la empresa ha conseguido mejorar, evolucionar y adaptarse.
Esto lleva a que cuando se plantean actividades de Mejora Continua puede dar la sensación que no se aprecia todo el trabajo anterior y que ahora vienen «de fuera» a decirnos que hay que mejorar como si no se hubieran realizado muchas cosas ya.

Todo lo contrario, ante todo respeto a todo el trabajo y esfuerzo realizados que han permitido llevar la empresa hasta este punto y, además, ha permitido que sea posible plantearse actividades de Mejora Continua.
Eso no quita que la Mejora Continua planteee continuar mejorando y dar algunos pasos más en esa dirección para evitar que, en algunos casos, nos quedemos disfrutando de la contemplación de los resultados conseguidos.

Unos de los peligros que pueden suceder es que caigamos en la autocomplacencia de unos resultados obtenidos, que son reales y conseguidos con mucho trabajo pero, que nos pueden llevar a creernos que ya hemos mejorado «suficiente» o que vamos a vivir «de rentas» durante un periodo considerable de tiempo.
El actual mercado en constante cambio y marcado por una profunda crisis hará que lo que hoy nos parece un logro considerable, un paradigma adecuado, pueda ser lo mínimo necesario para sobrevivir en un espacio de tiempo relativamente corto y claramente insuficiente para los retos futuros a corto plazo.

Como resumen, mucho respeto al trabajo realizado pero hay que seguir apretando para poder sobrevivir en condiciones de mercado cada vez más exigentes.

¿Te ha gustado el post?