micro herramientas Lean
Hace unos meses realicé un post sobre herramientas lean, en el que hablaba de las más conocidas y utilizadas en el mundo del lean management: VSM, 5S, Pull, SMED, etc. Todas ellas muy importantes y que ayudan sobremanera a que nuestras empresas sean cada vez mejores.

Las micro herramientas Lean

Hoy me he propuesto hablar de otras herramientas más pequeñas respecto a las citadas en el párrafo anterior, que no aparecen en los grandes titulares de las actividades de transformación lean, pero no por ello, menos importantes. Es lo que he denominado en el título «microherramientas», definición dada por su alcance, pero no por su gran capacidad de ayuda y soporte a las «grandes» y a todo el proceso, en general.

La verdad es que no puedo esconder mi devoción por las cinco herramientas que ejemplificarán esta entrada de hoy en Mudaland. Son mi «repóker» de ases… Me parecen de tal pragmatismo y grandeza, que no tengo por menos que «homenajearlas» desde este blog. Veamoslas, por orden alfabético, de acuerdo con la definición de nuestro «Diccionario Lean«, de Actio Consulting Group:

  • Andon:

    • «Dispositivo de gestión visual que indica mediante una simple observación el estado de una operación máquina, línea o proceso en un área y en caso de anormalidad emite señales luminosas o acústicas».
    • Nos ayuda a aumentar la visibilidad y visualización de todas aquello que estemos realizando.
  • 5 why:

    • «Técnica sistemática de preguntas consecutivas, utilizada durante la fase´de análisis de problemas,para buscar las causas principales».
    • Nos hace comprender con mayor profundidad cualquier tipo de problemática que aparezca en nuestros procesos.
  • Kanban:

    • «Es un dispositivo de señalización que da autorización e instrucciones para la producción o transporte de los materiales o productos en un sistema pull».
    • Nos da soporte en las dinámicas de creación de flujo tenso, con la utilización de unos recursos ajustados a la demanda.
  • Poka-yoke:

    • «Técnica de calidad que significa ‘a prueba de errores’, en la que la idea principal es la de crear un proceso donde los errores sean imposibles de realizar».
    • Nos alivia de la tremenda carga de la no-calidad, al fomentar el «firts-time-quality».
  • Spaghetti Chart:

    • «Define el mapa de la ruta seguida por un recurso específico en el flujo de valor».
    • Nos identifica el nivel de muda que tenemos en los recorridos, movimientos y transportes de nuestros recursos  productos.

Resumiendo, si somos capaces de integrar estas (micro) herramientas en nuestro quehacer diario, obtendremos una mejor comunicación, un mayor conocimiento de lo que hacemos, una óptima utilización de recursos, una reducción importante de las ineficiencias y una mayor calidad. En definitiva, el camino hacia la excelencia y la competitividad.

¿Quién da más, por menos?

¿Te ha gustado el post?