Proceso de Transeformación Lean

Cada vez es más común encontrar plantas industriales que quieren integrar en su organización un sistema moderno de producción que integre a las personas a gestionar desde todas las escalas de la empresa.

El Proceso de Transformación Lean

El proceso de transformación lean, permite desarrollar cultura de mejora continua desde el manager, hasta el operario de línea, dando a cada uno su responsabilidad en cuanto a calidad, costes y servicio.

Cualquier proceso de transformación, tiene por objeto cambiar la cultura, pero también conducir indicadores globales de gestión para direccionarlos por el buen camino.

Es por ello, que para asegurar que el proceso de cambio va por buen camino, necesitamos valernos de algunos KPI’s des del inicio del proyecto. Éstos indicadores podrían ser:

  1. Productividad:

    1. indicador que mide la capacidad de producción de un operario en una espacio de tiempo. Un indicador que cuanto mayor mejor.
  2. Coste unitario:

    1. un kpi interesante de tener medido des del inicio es el coste por cada unidad que producimos. Lógicamente, este indicador, cuanto menor sea, mejor.
  3. OEE:

    1. acrónimo de Overall Equipment Efectiveness, es decir, efectividad global de los equipos; un indicador que mide en una escala porcentual (0-100%) cuan bien o mal aprovechados están nuestros equipos productivos. Este indicador depende de la calidad de los que fabricamos, la disponibilidad de los equipos y el rendimiento de los equipos en un espacio de tiempo
  4. Rechazos:

    1. a nivel cualitativo, los rechazos obtenidos en nuestra línea de producción pueden ser un indicado útil para marcar la calidad de los que fabricamos; nos interesa que su valor sea lo más pequeño posible, hecho que indicará que nuestro proceso es altamente robusto y fiable.
  5. Tasa de Servicio:

    1. indicador en escala porcentual (0-100%) que mide la capacidad que tenemos de entregar a un cliente lo que ha pedido en tiempo y forma. A cada entrega que se realice, se debe medir la calidad de lo entregado, la puntualidad de la entrega y si se ha entregado la cantidad solicitada.

Los indicadores citados anteriormente, hacen referencia a los 3 principales grupos de kpi calidad (Q), coste (C) y servicio (D).

El proceso de transformación, debe implicar un cambio a mejor de cada uno de ellos, por lo que debe realizarse una medición de éstos al inicio, establecer un objetivo de cada uno a 2-3 años vista y evaluar su evolución a lo largo del período de transformación.

Como decía William Edwards Deming: «sin datos, solamente somos una persona más con una simple opinión y por tanto, la decisión siempre quedará sujeta al azar».

¿Te ha gustado el post?