Permitidnos que por esta vez, no titulemos uno de nuestros ‘posts’ con unos signos de interrogación, y en su lugar utilicemos unos signos de admiración, como muestra de la inmensa alegría por el nacimiento de Pau, el hijo de Noe y Juan, mi colega ‘bloguero’. ¡Porque Pau es puro valor añadido!

 

Desde este (nuestro, vuestro) blog, toda la gran familia Crealor, deseamos expresar desde ya, nuestra más sincera felicitación a los padres, deseándoles lo mejor, para ellos y para su hijo.

 

Venir a nuestro Mundo es una aventura apasionante, por lo que vale la pena vivirla con la máxima intensidad. Con toda seguridad, Pau tendrá un buen ejemplo en sus progenitores, que le harán ser una persona tan magnífica y entrañable como ellos.

 

¡Enhorabuena amigos!

 

¿Te ha gustado el post?