¿Benditos malvados?

Hay que admitir que McClaren (o Vodafone) saben cómo hacer anuncios, ya utilizamos el del año pasado en que los mecánicos abandonaban a los pilotos para que intentaran montar el coche. En este caso, bajo la campaña “Benditos malvados” van más allá riéndose de ellos mismos, algo que es de agradecer y que cuesta encontrar, y planteando a los fans que los consideran “sus enemigos” la necesidad de que existan los “malos” para que exista la competición, el desafío constante y la presión.

El video y su mensaje nos da pie a hablar de dos temas: por un lado la necesidad de competencia para acelerar la mejora y por otro que podríamos leer estos “malos” como el Muda que tenemos en nuestros procesos.

1. Competencia

Nuestra querida competencia, que a veces toma la forma de empresas/fábricas del mismo grupo con las que se compite por los nuevos productos, es uno de los motivos que nos llevan a mejorar, a no dejarnos parar en una carrera continua e inacabable de mejora para seguir siendo competitivos en un mercado globalizado.

La ausencia de competencia es lo que más notamos a faltar en las empresas y organizaciones públicas a las que les falta la “presión” de unos resultados y de un mercado libre que les fuerce a optimizar sus diferentes áreas y procesos. Se parte de la profesionalidad de los funcionarios y otro personal que trabaja en este sector pero el no tener esa presión es lo que permite la excesiva burocracia, la dificultad y lentitud mastodóntica en realizar cualquier pequeño cambio.

2. Muda

El muda en nuestros procesos puede parecer el “malo de la película” pero como pasa con el anuncio que encabeza el post, también lo necesitamos… necesitamos encontrarlo, identificarlo, porque así nos podremos llegar a plantear eliminarlo o minimizarlo. Si no encontramos “malos” en nuestros procesos, difícilmente nos plantearemos canviarlos, hacerlos diferentes, para mejorarlos.Con lo cuál la Mejora Continua busca constantemente que nuestro personal nos ayude a identificar estos “malos” y ser consciente de que aunque se eliminen o minimicen algunos de ellos, hay que hacer esfuerzos para conseguir sacar a la luz.

Para finalizar parte del mensaje del video: “La vida real no es una película, no siempre ganan los buenos”. No nos durmamos pensando que se va a ganar e, incluso cuando tengamos una posición o resultados magníficos, vayándonos preparando para cuando “los malos” quieran alcanzarnos o adelantarnos.

¿Benditos malvados?
¿Te ha gustado el post?
Por |2017-09-21T18:39:24+00:00 30, marzo 2011|

Deje su comentario

Share This